EL PICO PICAPINOS (DENDROCOPOS MAJOR)

¡Muy buenas!

Hoy quiero hablaros de una de nuestras especies más carismáticas: el pico picapinos (Dendrocopos major), uno de nuestros pájaros carpinteros (familia "picidae"). Vamos a ello:

                                                

Foto: @gabrach7


El Pico picapinos pertenece a la familia Picidae, dentro del Orden Piciformes, más conocidos como los los famosos "pájaros carpinteros". Es un ave residente durante todo el año que habita principalmente en zonas boscosas (hayedos, pinares, robledales...) aunque también se le ve en ocasiones en grandes parques urbanos y zonas algo más abiertas. En la Península ibérica se distribuye por prácticamente todo el país y no se considera que su población corra peligro por lo que su status está catalogado como de "preocupación menor". 

Macho y hembras se pueden diferenciar por el color de la nuca: rojo en machos y negro en hembras como ilustra muy bien el Doctor José Ramón Castelló en esta lámina suya:

                        

Además, lo individuos jóvenes también tienen el píleo (la parte superior de la cabeza) de color rojizo.


Pasemos ahora a algunos de sus detalles más curiosos:

Su pico:

Es punzante, duro, con el que taladra los troncos utilizándolo como si fuera un cincel. Con una velocidad de hasta 20 percusiones seguidas en apenas unos segundos utiliza este llamado "tamborileo" para comunicarse con otros congéneres, buscar alimento o fabricarse un nido. Pero, la pregunta clave es: ¿cómo hace para taladrar los troncos con tanta fuerza sin sufrir daños? Os pongo primero un vídeo para que podáis valorar bien la fuerza del impacto y luego os explico el motivo por el cual consigue hacerlo sin lesionarse:


El "truco" principal (hay varios) está en que su cráneo está formado por huesos porosos y es esta porosidad la que se traduce en pequeñas cámaras de aire que permiten absorber los impactos sin causar lesiones. Además, su cerebro está encajado de tal manera dentro del cráneo que apenas hay espacio "vacío" por lo que está "sujeto" y no "baila" con las sacudidas de los impactos reduciendo así los golpes que pueda sufrir con cada percusión.

Su lengua:

Larga, muy larga, fina, pegajos, con unas cerdas en su punta y que introduce en las galerías de los insectos xilófagos (= que se alimentan de madera) de los troncos de los árboles para alimentarse de ellos, especialmente en su estado larvario. Y cuando digo larga me refiero a varios centímetros más que la longitud de su pico. Un momento... pero si es así... ¿cómo la tiene guardada en la boca? Pues esto es es lo increíble: es tan larga que para poderla guardar lo hace enrollándola... ¡Alrededor del cráneo! Os pongo fotos para que veáis cómo lo hace:



Y aquí un detalle de las cerdas de la lengua y que le sirven para "recoger" las larvas:

Foto: Emanuele Biggi.

Aprovechando que hablo de su lengua y su alimentación quería apuntar una cosa: si bien es cierto que su alimentación es principalmente insectívora en ocasiones puede predar sobre polluelos y huevos de otras especies de aves. En este vídeo de Wildlife Gadget Man podemos ver cómo un picapinos preda sobre una nidada de herrerillo común (Cyanistes caeruleus) en una caja nido:


De hecho es relativamente frecuente encontrar cajas nido con el orificio de entrada picoteado por un picapinos para hacerlo más grande y poder acceder a los polluelos de su interior para comérselos (foto de la izquierda). Para evitarlo, se suele colocar una chapa de metal alrededor de éste para dificultar que el picapinos pueda taladrarla y hacerla más grande (foto de la derecha, de www.tundraediciones.es)



También se alimenta de piñas, a las que encajan en las grietas del tronco para poderlas manipular con comodidad (uno de los rastros de la naturaleza que podemos encontrar en nuestras salidas camperas):

                                                 
Foto: Víctor Quero


Incluso se alimentan también en ocasiones de la sabia del tronco de los árboles, para lo cual taladran pequeños aros alrededor del troco. ¡Ah, y también es asiduo a los comederos artificiales!


Foto: @gabrach7 


Sus patas:

Mientras la mayoría de las aves tienen 3 dedos orientados hacia adelante y 1 hacia atrás (forma anisodáctila), los pícidos tienen 2 hacia adelante y 2 hacia atrás (forma zigodáctila, forma que también comparten los búhos, orden strigirformes). En estas dos fotos de Sergi Carreras lo podéis ver bien:


Foto: Sergi Carreras

                                                                    Foto: Sergi Carreras


Sus plumas rectrices (las de la cola):

Las plumas de la cola de los pícidos (especialmente las centrales) tienen una forma acuñada, como de lanza, que les permite "clavarla" contra el tronco del árbol y así tener un punto extra de apoyo en una postura típica de la especie.

                                                      

  Foto: Sergi Carreras


                                

Foto: @Gabrach7


Detalle de las plumas rectrices (redondeadas) donde podéis ver esa forma de cuña especialmente en las centrales. Éstas son de color negro y muy acuñadas y cuanto más exteriores a la cola menos forma de cuña y más tonalidades de color blanco tienen:

Fuente: www.featerbase.com


Aprovecho que hablo de sus plumas para comentar una cosa más: en varias ocasiones surge la duda de si las plumas son de pico picapinos o de abubilla (Upupa epops). Pues bien, un truco para diferenciarlas: en las de pico picapinos el blanco es como un "lunar", y en el de la abubilla el blanco cruza toda la pluma: 

Picapinos:
                                            
                                        


Abubilla:


Para acabar con sus plumas del picapinos sólo añadir que, cuando las primarias tiene la puntita de color blanco, pertenecen a un individuo juvenil, y cuando la puntita es negra, a un adulto.


Su nido:

Es una cavidad en el tronco de un árbol, con un orificio de unos 5-6 centímetros de diámetro y forma esférica casi perfecta. Seguidamente baja una galería verticalmente por el tronco y acaba ensanchándose con forma de bolsa en lo que será la cámara de cría.

Una de las relaciones de la naturaleza que más me gusta es la de los nidos de los pícidos y los hongos yesqueros. Me explicaré: Los hongos yesqueros (también conocidos como hongos "pezuña de caballo" porque su forma recuerda a éstas) son hongos que crecen directamente en el tronco de los árboles. Está compuesto de una sustancia esponjosa inflamable que los pastores utilizaban como yesca para hacer fuego y alumbrarse por las noches (de ahí su nombre). Este hongo cuando ataca a los árboles hace que su madera fermente y se ablande, por lo que los pájaros carpinteros aprovechan para perforar de una manera más fácil y puedan construir cómodamente su nido. Añadir también que la fermentación de la madera hace que la temperatura del tronco aumente, lo que a su vez ayuda también al calor que necesitan los huevos para ser incubados. Por estos dos argumentos (madera blanda y caliente), es relativamente fácil encontrar nidos de pájaros carpinteros en árboles con hongos yesqueros. Os pongo la foto (abajo a la izquierda el hongo y en el tronco, debajo de las dos ramas cortadas, el nido del pico picapinos):

Foto: Víctor Quero.

Es importante aclarar que los nidos de los pájaros carpinteros no matan a los árboles, es más bien al revés: los pájaros carpinteros aprovechan árboles ya enfermos para taladrarlos ya que les es más fácil hacerlo que no con uno sano puesto que la madera no es igual de fuerte.
Y también es importante señalar que el pico picapinos, con sus nidos, es un multiplicador de la biodiversidad forestal: sus nidos abandonados son aprovechados por multitud de especies (murcielagos, ardillas, lirones, paridos, trepadores azules, zuritas, etc). Y, a un aumento de especies, aumento de depredadores. Esto, unido a su poder para controlar las plagas de insectos xilófagos hacen que sea una especie muy valiosa que debemos cuidar.

Para acabar la entrada de hoy os dejaré un vídeo de Javier Laplaza donde podéis escuchar los diferentes sonidos que emite la especie. Especial mención al reclamo del 24" ya que, para que lo memoricéis fácilmente, recuerda al sonido que hacen los martillos de goma para niños de las ferias:





Espero que os haya gustado y que hayáis aprendido algo con ella. Si es así... ¡Comparte! Y así me ayudas a dar a conocer mi trabajo como divulgador de naturaleza. 

Por último recordar que podéis seguir el blog a través de
-Twitter: con la cuenta @pinosysembrados
- Facebook: con el grupo "Entre pinos y sembrados"
- Youtube: en el canal Entre pinos y sembrados.

¡Gracias por dedicarme vuestro tiempo, hasta la próxima!

Comentarios

  1. Muy interesante y muy bonito el artículo sobre el pico picapinos

    ResponderEliminar
  2. Cuando salga a por espárragos estare más pendiente de árboles y de señales de este pájaro que en coger los espárragos. Muy interesante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario