INDICIOS DE PRESENCIA DEL CORZO

¡Muy buenas!

Hoy os quiero hablar de los "indicios de presencia" del corzo (Capreolus capreolus). Para los que no lo sepan los indicios de presencia son aquellas marcas y señales que dejan los animales en su actividad diaria, reflejo y evidencia de que están ahí aunque no permitan hacerles en la mayoría de las ocasiones una observación directa. Yo los indicios de presencia los clasifico en 5 categorías diferentes, algo que podéis leer en esta entrada que hice en su momento en el blog.

El corzo está en clara expansión, recolonizando áreas y zonas de España que habitaba en su momento y de las cuales se le desplazó por presión originada por el ser humano y en según que sitios incluso con una densidad que puede considerarse alta. Es por esto mismo que quizás tengáis esta especie más próxima de lo que os pensáis pero que aún no habéis sido capaces de observar directamente. No obstante, espero que al finalizar esta entrada seáis capaces de poder determinar si es así o no por saber reconocer las marcas y señales que deja la especie allí por donde pasa. ¡Vamos a ello!


- HUELLAS (ejemplo de indicio de presencia procedente del desplazamiento):

Las huellas de corzo miden unos 4-5 centímetros de longitud y unos 3´5 de ancho. Tienen unas pezuñas finas y puntiagudas y una preciosa forma de corazón invertido. En esta ocasión podemos ver también como el animal ha pisado con el "pie" donde había puesto anteriormente la "mano". A esto se le llama "registro directo" y es propio de muchos animales cuando van al paso.


Aquí otra foto en la que se puede ver también esa bonita forma de corazón:


Las pezuñas que se marcan son las principales, que corresponden a lo que serían los dedos III y IV. No obstante realmente tienen 4 pezuñas pero las otras 2 (correspondientes a los dedos II y V) se encuentran atrofiadas y desplazadas hacia arriba.



Aquí lo podemos ver como es en la realidad. Foto extraída del blog de recomendable lectura de Daniel Berenguer

Foto: Daniel Berenguer. Extraída de aquí: http://danielbelenguer.com/spain-images-blog/tag/cuaderno+de+campo


Bien, como decía estas pezuñas secundarias,están colocadas por debajo de las pezuñas principales y al situarse más altas en la extremidad del animal normalmente no se marcan porque no llegan a contactar con el sustrato... Ahora bien, sí pueden marcarse en dos supuestos:

1) cuando el bicho está en barro muy blando. Entonces se hunde tanto que sí pueden llegar a tocarlo y por tanto marcarse. Un ejemplo es esta foto:


2) cuando el bicho adopta una postura en la que echa su cuerpo para atrás, como pueda ser en un salto, un galope, un sobresalto... Veamos esta foto:


Como veis es un sustrato mucho más duro y de forma natural no se hubieran marcado esas pezuñas secundarias... Ahora bien, vamos a analizar la situación en la que se dio esa foto: Esa foto está tomada durante el curso de rastros que impartí estos días en Noguera de Albarracín. Ya hemos llegado a la conclusión de que este individuo se sobresaltó con algo, pero allí no hay lobos ni otros posibles predadores naturales... Me acerqué a la huella. La zona de la pisada estaba oscura. Toqué y estaba mucho más fría y húmeda que fuera de la huella... ¡¡¡¡Era total y absolutamente reciente!!!! ¡¡¡Fuimos nosotros, el grupo del curso los que espantamos al animal!!!

Así que aquí nos encontramos con un pequeño ejercicio de rastreo: conocer la anatomía de una especie, identificar una huella en función a cómo esta anatomía se refleja en el sustrato e interpretar qué ha pasado y bajo qué casuística se ha producido. ¡¡¡NO ME DIGÁIS QUE NO MOLA!!!!!

No obstante no por quedar marcadas las pezuñas secundarias es sí o sí corzo: ¡¡el jabalí también lo hace!!, así que hay que tener más detalles en cuenta para una correcta identificación. Pero tranquilos, que aquí os dejo una entrada en mi blog en la que sale una pequeña guía para saber diferenciar las pezuñas de corzo, jabalí y ciervo: http://entrepinosysembrados.blogspot.com/2017/10/identificacion-de-huellas-de-ungulados.html


-EXCREMENTOS (ejemplo de indicio de presencia procedente de la alimentación):

Los excrementos del corzo son pequeños (alrededor de 1 cnt), brillantes y con una pequeña puntita que recuerda a la de los garbanzos. (Ojo, aunque aquí en la foto se ve uno suelto suelen ir en montoncitos):



-DESMOGUES (ejemplo de indicio de presencia procedente de restos corporales):

Bien, los cérvidos (familia a la que pertenecen los ciervos, los gamos y los corzos), tienen lo que se conoce como "dimorfismo sexual". Esto es que los machos y las hembras son diferentes, en el caso del corzo la diferencia principal viene dada por la cornamenta: los machos tienen pero las hembras no. Hay que aclarar que los cérvidos no tienen "cuernos" sino "cuernas" (no es lo mismo). Los cuernos los tiene el animal durante toda su vida, sin embargo las cuernas es la cornamenta que el animal renueva cada año. Por tanto, el macho del corzo (a partir de primer año de vida) tiene una cornamenta que cada año se le cae y le vuelve a crecer. Cuando se les cae queda tirada por el campo, lo que se conoce con el nombre de "desmogue". Esté hecho está marcado por la temporalidad pues tanto la caída como el crecimiento obedecen a una época del año concreta:



Bien, como vemos hay un momento que pone "caída del terciopelo". ¿A qué se refiere esto? Pues que la cornamenta, mientras está en crecimiento, está cubierta de un terciopelo que es el que la irriga y permite que vaya creciendo. Aquí podéis ver una foto donde se ve perfectamente:



Una vez la cuerna tiene completado su crecimiento queda tal y como la conocemos. Aquí la vemos formada del todo y además indica los nombres de cada parte de ésta:

Foto extraída de https://www.desveda.info/partes-de-la-cuerna-del-corzo/ No especifica el nombre del autor.


¿Qué ocurre? Pues que cuando el crecimiento de la cuerna se ha completado ese terciopelo que irrigaba les empieza a picar, lo que hace que froten las cuernas contra árboles y ramas para podérselo quitar y que así no les pique más. A esto se le llama "escodadura", y es otro indicio de presencia:


- ESCODADURAS (ejemplo de indicio de presencia procedente del comportamiento):

Bien, lo que hemos dicho: es cuando los machos de corzo* se frotan contra ramas y árboles pequeños para quitarse el terciopelo que recubría la cuerna durante su crecimiento y que, una vez ya crecida del todo, debido a la irrigación les pica. Normalmente suelen elegir arbustos o pequeños arbustos, dejándolo ligeramente "pelado" y con unos flequillos muy característicos:



*Este indicio de presencia nos permite interpretar cosas como:

- La especie que lo ha hecho.

- El sexo del individuo (las hembras, como hemos dicho, no tienen cuernas, así que esto sólo lo hacen los machos).

- Datación del rastro: sabemos en que momento del año se producen. Esto nos permite datarlo y saber cuándo se ha hecho.


-ENCAMES (ejemplo de indicio de presencia procedentes de resguardarse):

Cuando los corzos quieren reposar se tumban en una pequeña "cama" que se hacen apartando la hojarasca para tumbarse, formando un pequeño óvalo:



- PELOS (otro ejemplo de indicio de presencia basado en la categoría de restos corporales):

En ocasiones podemos ver algún pelo enganchado en una alambrada, en un encame, enganchado en la corteza de un árbol... identificar si es de corzo es muy fácil puesto que son extremadamente ondulados.


¡Bueno, pues hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado y hayáis aprendido algo nuevo con ella. Si es así... ¡comparte!
Os recuerdo que podéis seguir el blog en Twitter a través de la cuenta @pinosysembrados, en Facebook a través del grupo "Entre pinos y sembrados" y en el canal de Youtube con el mismo nombre.

¡Un saludo y gracias por leerme, hasta la próxima!

Comentarios

  1. Muy buen comentario del rastreo del corzo con datos muy interesantes como el tipo de pelo y lo de la cuerna, detalles que no suelen verse en los libros sobre rastros de animales.
    Saludos y animo con vuestros blogs

    ResponderEliminar

Publicar un comentario