UA-111431283-1

viernes, 16 de febrero de 2018

EL GATO MONTÉS: IDENTIFICACIÓN Y RASTROS

¡Muy buenas!
Ya hace un tiempo que quería dedicarle una buena entrada a esta especie... ¡Pues venga, hoy es el día! (Santi, va por tí! ;) )

Quizás lo primero que tenemos que tener claro con esta especie son sus rasgos identificativos para evitar una mala identificación: muchas (la mayoría de las observaciones) pueden ser realmente un gato doméstico, en ocasiones puede ser un híbrido (bastante habituales, más de macho de montés con hembra doméstica y algo menos de gato doméstico con hembra de montés. Es lo que tiene estar cachas...) y finalmente puede ser un gato montés puro. Para conocer estas claves el naturalista Ivan Lizcano (¡¡CRACK!!) ha realizado un vídeo magistral donde en unos minutos tendremos claros estos rasgos:


También, en la página http://gatomontescantabrico.blogspot.com.es/ (de obligada visita si tenéis interés en esta especie), tenéis una lámina para ver todas las claves en un sólo vistazo:


Bien, ahora ya podremos saber si se trata de un gato montés puro o no. Pero hay que tener clara una cosa: la observación directa de este especie es complicada, pues es un animal muy discreto. La genial naturalista Esmeralda Ramos (cuyo blog os recomiendo encarecidamente) hizo un fantástico análisis sobre la diferencia tan grande que hay entre el Sur y el Norte de España en las probabilidades de observación de nuestro protagonista: "El gato montés en el norte está bastante más estudiado que el sur, y hay creo diferencias significativas. Aquí (en el Sur) el gato no basa su alimentación en la rata topera, su alimentación se basa en el conejo. También comentar una hipótesis sobre el por qué aquí es un fantasma y en el norte dicen que se ve a placer... En el sur, debido a que la mayoría del territorio es coto de caza, y el gato caza conejos, al gato montés siempre se le consideró predador de conejos por parte de los cazadores, es la razón por la que fue y sigue siendo terriblemente perseguido, por lo que este gato no se deja ver tan fácilmente como en el norte, donde come topillos y le hace un favor en los prados donde cultivan. Es decir, en el norte es un aliado en el mundo rural y por eso no se le persigue y se deja ver. En el sur es considerado una alimaña en los cotos, lo tienen acribillao y al pobre no le queda otra que ser un fantasma."

Dada la discreción de estos bichos es más fácil encontrar sus indicios de presencia que no verlo in situ. ¿Cuales son? Principalmente dos: sus huellas y sus excrementos.

- Huellas: Idénticas a las del gato doméstico, aunque más grandes. De hecho, si encontramos una huella de gato de alrededor de los 4'5 centímetros, será de gato montés con casi toda probabilidad pues el doméstico no llega a alcanzar esas medidas. El problema nos lo podemos encontrar con una huella más pequeña: las medidas de gato montés joven y gato doméstico se pueden solapar. Sus características son las siguientes:
1- Es una huella ASIMÉTRICA. Si dibujamos una línea longitudinalmente y solapamos el lado izquierdo y el derecho veremos que no coinciden.

2- Una de las principales características de la huella (y que provoca esa asimetría de la cual hablábamos en el primer punto) es que uno de los dos dedos interiores siempre está más adelantado que el otro, concretamente el dedo III. Dos puntos a tener en cuenta: que en las extremidades anteriores este rasgo está más acentuado que en las posteriores (lo que permite saber si es una mano o un pie) y que el dedo III es el segundo por el interior (lo cual nos permitirá saber la lateralidad de la extremidad: lado izquierdo o derecho de animal).

3- Las uñas son retráctiles así que normalmente no se marcan. ¡Ojo: normalmente! Esto quiere decir que de normal no quedarán marcadas en la huella aunque hay situaciones en las que el animal ha podido sacarlas y entonces sí marcarse, como cuando pisa sobre barro para tener un mayor agarre al sustrato o en un galope para una mayor tracción.

4- Los dedos son ovalados, y relativamente grandes respecto a la almohadilla. Un perro, por ejemplo, tiene los dedos exteriores con forma triangular y una jineta tiene los dedos pequeños.

5- La almohadilla principal tiene la parte craneal (la de arriba) con dos lóbulos bien diferenciados. La de perro, por ejemplo, tiene un sólo lóbulo.

6- La almohadilla principal tiene 3 lóbulos en su parte caudal (la de abajo), todos ellos a la misma altura. Una jineta, por ejemplo, tiene también 3 pero el del medio está más metido hacia adentro, con lo cual no los tiene todos a la misma altura. Y un perro, por ejemplo, tiene solo dos.

(En estas claves he descrito rasgos de otras especies como el perro para aprender bien a identificar la especie. Hemos comentado que una huella de gato montés mide casi 4 centímetros, lo mismo que la huella de un perro pequeño. Dado que las medidas de una especie y de otra se pueden solapar os recomiendo esta entrada sobre la comparativa entre huellas de cánidos y félidos para aprender a diferenciarlas aquí.)

- Excrementos: El bicho no lo pone fácil: Según un estudio de la SECEM se comprobó que algunas veces utilizaban letrinas, otras los colocaban de forma aislada, otras los semienterraban, otras los dejaban al descubierto, otras en zonas visibles, otras en zonas cubiertas de vegetación... vamos, que no respondían a un patrón concreto con lo cual no podemos fiarnos de la ubicación como principal criterio. Eso sí, los excrementos de felinos tienen una peculiaridad: los segmentos que forman el excremento están encajados uno con el anterior, como "embutidos". En el caso de un cánido (zorro, lobo o perro) estos segmentos están separados unos de otros sin embutirse.
Esta lámina de Benjamín Sanz (el pionero del rastreo en España y todo un referente del tema) lo explica muy bien.



Os recomiendo que le echéis un ojo a la entrada al completo de su blog porque además también analiza los excrementos de marta y garduña explicando como identificarlos y diferenciarlos entre varias especies que puedan resultar de fácil confusión.

Bueno, pues hasta aquí la entrada de hoy. No quería acabarla sin dar las gracias a Iván por su vídeo, a Esmeralda por su análisis, a Benjamín por la lámina de los excrementos y a la web gatomontescantábrico, de donde he copiado la lámina comparativa gato doméstico-montés.

Espero que hayáis aprendido un poco más. Recordaros que podéis seguir el blog en el grupo de Facebook "entre pinos y sembrados", en Twitter a través de la cuenta @pinosysembrados y en el canal de Youtube "entre pinos y sembrados".
¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario