jueves, 20 de julio de 2017

CRÓNICA DEL CURSO DE RASTROS EN LA UNIVERSIDAD DE CIENCIAS MEDIOAMBIENTALES DE TOLEDO

¡Muy buenas!
El pasado mes de Junio impartí un curso de rastros (teoría + salida práctica) en la universidad de Toledo para los alumnos de Ciencias Ambientales, pero del cual todavía no había colgado la crónica, así que ahí va.





Después de unas horas de teoría en la que estuvimos hablando del tema del rastreo, la evolución anatómica de los animales, los diferentes indicios de presencia de las especies y explicaciones de cada uno de ellos a través de diapositivas y con moldes de huellas como complementos, salimos al campo para hacer la práctica:  para el sitio elegimos inicialmente un pantano que había en las proximidades:


Lo cierto es que esta salida cundió mucho más a nivel ornitológico que a nivel de rastros:

Garceta común (Egretta garzetta).

Somormujo lavanco (Podiceps cristatus)

Garza real (Ardea cinerea)

Bando de cigüenuelas (Himantopus himantopus)

Águila calzada en fase clara (Aquila pennata)

Aguilucho lagunero macho (Circus aeroginosus)

Y un momento espectacular que nos regaló la naturaleza (a mi particularmente se me puso la piel de gallina):




 Una "pelea" entre el aguilucho lagunero, el águila calzada y un águila imperial (Aquila heliaca) en el que casa ave intentaba echar a las otras dos de lo que consideraba su territorio. Increíble cómo el aguilucho, el más pequeño de los 3, no se achantaba y hacía vuelos rasantes a los otros dos intentando intimidarlos. También impresionante ver el porte de la imperial, pudiendo comparar perfectamente el tamaño con las otras dos especies. Sorprendente, también, como al final el águila calzada se puso de parte de la imperial y al final iban las dos contra el aguilucho lagunero.

En sí rastreo poca cosa, porque además la zona estaba llena de pescadores y de perros con lo que no ayudaron. ¡Eso sí, encontramos excremento de nutria!


Como no acaba de ser del todo eficiente la salida decidimos cambiar de sitio, así que nos fuimos a Cabañeros. Por el camino tuvimos la triste observación de un lagarto ocelado atropellado, al cual le hicimos fotos de los detalles de la especie.







Y aquí sí, aquí si que encontramos rastros chulos para hacer la práctica:


Huella de jabalí (Sus scrofa). Fijaos en la pisada en cuña típica que tiene y que las pezuñas están separadas solo hasta la mitad de la huella.

Una bañera, donde sobretodo los jabalíes (los ciervos también, pero con menor frecuencia) suelen hacerse baños de barro para refrescarse y también para eliminar parásitos.

Enseñando a los alumnos a hacer moldes de escayola (en este enlace tenéis una entrada del blog expilcando el proceso). Los moldes nos permiten llevarnos a casa una réplica de la huella donde poder analizar posteriormente con detenimiento los detalles.

Huella de ciervo (Cervus elaphus). Fijaros como, a diferencia de la huella de jabalí, la de ciervo tiene las pezuñas separadas en toda su longitud y a parte es una pisada plana, no en cuña.


Aprovechando que el ciervo llevaba como patrón un registro directo, pudimos calcular el tamaño real del ejemplar a través de sus huellas. Si queréis aprender cómo se hace lo expliqué en esta entrada. Este es un esbozo inicial, luego hice el cuello y la cabeza un poco más proporcionado (ahí el cuello es corto) y le añadí la cornamenta.

Excremento de garduña (Martes foina). Regular, con una pequeña forma de rosquilla y marcando. A veces son similares a los de zorro, pudiéndose confundir.

Otro excremento de nutria!!

Una madriguera de conejo. Muy esférica y con un diámetro de unos 10 centímetros.

Más huellas de ciervo.

Nidos de abejaruco (Merops apiaster) en un talud.

Milano real (Milvus migrans)

 
Un lagarto ocelado.. ¡¡Ahora sí: vivo!!


Un mochuelo (Athene noctua)


¡Otro!

A parte de todas estas fotos (no he querido cargar más la entrada), rastros de conejo (escarbaduras, letrinas, madrigueras), de zorro (excrementos, huellas).. en fin, que al final cundió y mucho!

Agradecer a la universidad el haber confiado en mí para el curso, habernos cedido unas excelentes instalaciones para su desarrollo y también muchas a gracias a Rocío y todo el grupo de alumnos que tuve, fantástico grupo y muy aplicado!

Si queréis asistir a un curso mío, vuelvo a hacer otro en Septiembre que combinaremos con observación de ciervos en época de la berra, tenéis más información aquí.

¡Un saludo y gracias por leerme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario