jueves, 17 de noviembre de 2016

LAS TÉCNICAS DE CAZA DEL HALCÓN PEREGRINO

¡Muy buenas!
Estoy realmente contento: por tercer año consecutivo ha venido a pasar el invierno con nosotros un halcón peregrino. Es un halcón de la subespecie calidus, proveniente del Norte de Europa.
Ya me habían dicho que llevaban unos días viéndolo, así que decidí acercarme a comprobarlo. Inicialmente no lo ví, pero no me quedó ninguna duda de que había vuelto cuando ví esto a los pies del campanario.


Como se puede apreciar es una paloma predada por una rapaz, que le ha comido la pechuga del pecho y dejando intactas las halas por apenas tener "chicha" que comer.

Por todos es conocidos la gran velocidad (¡Hasta casi 400 km/hora!) que es capaz de alcanzar en sus picados. Es por lógica, pues, que necesita de un gran espacio para realizar esos picados a tal velocidad... pero no todo el mundo sabe que dependiendo la dirección del viento utiliza una táctica u otra de caza. Os lo explico mejor:

CON EL VIENTO A FAVOR: El halcón sobrevuela a su presa desde arriba, se le acerca desde detrás y la adelanta ligeramente para bajar en un rápido picado y golpearle en la cabeza de manera mortal.
Ilustración (tomada de aquí)



CON EL VIENTO EN CONTRA: La técnica es muy diferente: Se acerca a su presa volando mas bajo que ella, para agarrarla por la parte ventral aprovechando el ángulo muerto de su visión:
Ilustración (tomada de aquí)



Una auténtica máquina de matar. En la que, como en la primera técnica que hemos visto, a veces sus presas mueren más por la fuerza del choque que no por las heridas de sus garras.

Os recomiendo también esta entrada del año pasado sobre como a través de una pequeña anécdota de rastreador, localicé al halcón encima mío. (Aquí)

¡Gracias por leerme, hasta el jueves que viene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario