jueves, 13 de octubre de 2016

CRÓNICA DEL CURSO DE RASTROS Y OBSERVACIÓN DE LA BERREA EN NOGUERA DE ALBARRIN (24 Y 25/09)

¡Muy buenas!
Pues como ya comenté la semana pasada, de vuelta de las vacaciones... unas vacaciones en las que hemos celebrado el curso de rastreo de fauna y observación de la berrea, una vez más en Noguera de Albarracín y con la colaboración de Quercus Aventura y el albergue Tiempo de Setas.

Aunque el curso comenzaba como tal el sábado 24/09 con la teoría, dado que prácticamente todo el grupo ya estaba el viernes por la noche (lo tenían incluído en el precio del curso), se me ocurrió una idea: "Vámonos a escuchar la berrea ahora, por la noche". La berrea durante el día impresionaes fantástico, pero durante la noche... IMPONE. Impresiona ,y mucho. Yo era plenamente consciente de ello y quería que los asistentes al curso disfrutaran de ello. El efecto sonoro de la berrea del ciervo es increíble, y más durante la noche, a oscuras y con absoluto silencio. Y eso quería yo, que los alumnos lo vivieran de cerca. Así pues, tanto Gonzalo como yo, habíamos buscado unos días antes un lugar para poder hacerlo. Nos decidimos por un barranco al que se llegaba en coche desde el alberuge en poco rato. Aparcamos los coches y... Dios mío, que preciosidad!! Al efecto sonoro de los ciervos berreando amplificados por la garganta del barranco hay que añadirle un cielo ABSOLUTAMENTE ESTRELLADO. Precioso. Sin palabras. En un punto alto de una de las zonas con menor contaminación lumínica del país pudimos apreciar un cielo como pocas veces se puede ver. Y eso no es todo!! Como colofón a la noche estrellada y los ciervos berreando, también pudimos oír de fondo a un cárabo ululando. De cuento. No hay otra expresión que lo describa.

Al día siguiente la teoría del curso. Un palizón de unas cuantas horas en las que vimos huellas, excrementos, madrigueras, señales de marcaje, rascaduras, hozaduras, etc. Les entregué material y estuvimos también mirando moldes. Una vez acabada, bocata en el campo para no perder ni un segundo y la primera salida práctica! Nos acercamos a un pequeño arroyo donde también habían "gotiales" (tremedales) que tanto ciervos como jabalíes utilizaban de bañeras. En una de ellas incluso pudimos hacer fototrampeo como podéis ver  ;)



El grupo a la hora de comer


Salida práctica. Explicaciones de unas huellas.





Observando una bañera y un rascadero de jabalís, y buscando pelo enganchado en el barro del rascadero.






Los tremedales donde fuimos a buscar huellas








Algunas de las huellas que encontramos








Algunos de los rastros que encontramos alrededor.

Un boletus.. que después nos cenamos!















Colocación de la cámara de fototramepo y resultados.


Cuando la tarde iba pasando y nos acercábamos al atardecer nos movimos de sitio para ir a un mirador a observar a los ciervos. Un sitio con unas vistas espectaculares, ¡ahora a ver si había suerte con los bichos!

Las vistas


Montando el chiringuito y buscando los bichos con Gonzalo.

Alumnos aplicados



Resultados

Un ejemplo del paisaje

Al siguiente día MADRUGÓN, con todas las letras, para aprovechar al máximo desde las primeras luces del día. Y no, no es una forma de hablar:




Subimos a unas peñas y volvimos a hacer otra observación de la berrea. Las peñas, en todo lo alto, nos ofrecían incluso unas vistas mejores que las del día anterior!


Aquí subimos...


...y esto se veía!










Resultados


Una vez empezó a avanzar el día y los animales bajaron su ritmo de actividad, fuimos a hacer la segunda salida práctica. En este caso una bonita garganta.









La zona que prospeccionamos en busca de rastros




Algunos de los rastros que encontramos.

La verdad es que las dos salidas prácticas nos cundieron bastante, con un montón de señales donde los asistentes aprendieron muchísimo y disfrutaron de una experiencia fantástica.
Quiero daros las gracias a todos los que vinisteis (¡¡algunos incluso vinieron de más de 700 kms de distancia!!). Estoy muy contento con el grupo que formamos y todos disfrutamos muchísimo. Espero encontraros de nuevo en algún otro momento.

¿Y tú? ¿Te vas a perder algo así? ¡Sigue el blog y estate atento para apuntarte al próximo curso!

































2 comentarios:

  1. Sí que impone sí, la berrea por la noche. Según mi hija parecen seres del inframundo, jajajaja, pero si vais un grupo, da menos miedito, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. En parte fue un cursillo de mierda;) --heces por aquí, heces por allí... Pero no lo había pasado tan bien en mucho tiempo. Fue una experiencia única para mí y me alegro inmensamente de haber asistido. Las explicaciones de Víctor y Gonzalo enriquecieron las actividades realizadas y el grupo de compañeros fue simplemente estupendo. Gracias a todos pues todos contribuisteis a que fuera inolvidable.

    ResponderEliminar