jueves, 30 de junio de 2016

RESUMEN DEL CURSO DE HUELLAS, RASTROS Y SEÑALES DE LA FAUNA DE LA SIERRA DE ALBARRACÍN

¡Hola a todos!
Pues este fin de semana se hizo el curso de "Huellas, rastros y señales de la fauna de la Sierra de Albarracín", celebrado en Noguera de Albarracín y con la colaboración del albergue Tiempo de Setas y Quercus Aventura.

La verdad es que el curso estuvo genial, tuve un grupo fantástico con el que me sentí muy cómo en todo momento. ¡Gracias a todos vosotros!

Aunque el curso comenzaba realmente el día 25, los que habían solicitado alojamiento lo tenían desde la noche del viernes 24, así que por la noche después de cenar me acerqué a darles la bienvenida y les hice una sugerencia: "¿Estáis muy cansados del viaje? Porque os propongo hacer una pequeña ruta en coche ahora que ha oscurecido, seguro que vemos algún animal". Solo media hora, pero...¡qué media hora! ¡Si perdimos la cuenta del total de animales que vimos!: ciervos, corzos, zorros... impresionante, y todo bajo un cielo absolutamente lleno de estrellas (allí como hay tan poquita contaminación lumínica se ve de una manera increíble).

El 25 comenzó el curso. Madrugué un tanto para organizar los moldes de huellas que quería enseñarles a los chicos y también el material que les entregaría, y eso que al final el curso empezó casi media hora más tarde porque me llamaron de la radio para hacerme una entrevista.





La teoría fue bastante bien, aunque se me fue la mano y se me alargó bastante más de lo esperado. Después, a comer al monte unos bocatas para empezar la clase práctica.

Nada más bajar del coche ya vimos sobre la arena del camino huellas de tejón y de corzo. Posteriormente fuimos a un pequeño prado con bastante barro donde vimos multitud de huellas de todo: cievo, corzo, jabalí... con los consiguientes rascaderos, además de excrementos de los ungulados y escodaduras.








ç












Nos acercamos al río, donde aprendimos a hacer moldes de escayola de huellas, en este caso con huellas de zorro.





Al día siguiente seguimos con la segunda clase práctica, en este caso accedimos a un río que discurre entre una garganta y donde fue fantástico encontrar indicios de presencia de nutria puesto que no sabía que allí había.


En esta segunda salida nos ocurrió una anécdota bastante sorprendente: vimos un ciervo que parecía que estaba revolcándose en arena.



Después vimos que le costaba levantarse, a lo que pensamos que le pasaba algo. No obstante al final se levantó... y acabó desplomándose y falleciendo delante nuestro. Una desgraciada anécdota. Dimos parte a los forestales del lugar, quienes determinaron que había fallecido por enfermedad pues estaba muy delgado y no tenía signos aparentes de nada roto ni de atropello. Nosotros aprovechamos para poder mirar con detenimiento la anatomía de las pezuñas y de la cornamenta, apartados que habíamos tratado en la teoría.





Al final una práctica muy entretenida en la que vimos gran cantidad de huellas, permitiéndonos hacer comparativas entre los distintos ungulados, además de otras especies (tejón, zorro, garduña, jineta...)

Muy agradecido a todos los asistentes por lo participativos que fuisteis, fue un grupo de gran calidad y creo que fue una gran experiencia para todos.

QUE SEPÁIS QUE EL CURSO SE REPETIRÁ EN SEPTIEMBRE CON UN GRANDÍSIMO COMPLEMENTO.

¿Cuál?

Dadle al play en este enlace y cerrad los ojos... http://vocaroo.com/i/s1ezLHQzbpYZ

¡Así pues os espero en Septiembre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada