jueves, 17 de marzo de 2016

¡¡UNA BECADA!!

¡Muy buenas!
¡He de contaros que estoy muy muy contento! Mirad:




¿Cómo fue? Pues resulta que estaba prospectado la zona para analizar la fauna del lugar y la vi. Os cuento detenidamente como fue: iba recorriendo un camino que bordeaba un río. Entremedio del río y del camino, un cañar. Veo que un poco más adelante del camino, en el cañar, hay un paso de animales. Paso por delante y me giro mirando el paso, pues siempre se puede ver algún rastro ahí. Y entonces, la ví. Agachada contra el suelo, inmóvil. No me quedé mirando, pasé de largo unos metros ocultándome entre las cañas con intención de que el animal se pensara que me había ido. Con cuidado, cogí el móvil y saqué el brazo, sólo el brazo con el móvil, al paso de animales. Intenté enfocarla, me costó un poco pero... ¡lo conseguí!

La becada (también llamada chocha Perdíz o sorda) es un ave forestal especialmente difícil de ver por el mimetismo de su plumaje, que hace complicado verla entre la hojarasca. Además, si te acercas, se queda absolutamente inmóvil, agachadose contra el suelo, y no salta hasta que estas prácticamente encima de ella (algo así como hacen las liebres). Aunque hay alguna residente, en general en nuestro país la mayoría son invernantes. Se puede confundir con una agachadiza, pero la becada tiene 3 rayas en la nuca que la diferencian.

1 comentario:

  1. El campo siempre nos tiene preparada alguna sorpresa. Sales y no tienes ni idea de lo que te encontrarás inesperadamente. ¿Sabes una cosa? me gusta mucho que sea así.

    ResponderEliminar