jueves, 10 de diciembre de 2015

LA LAVANDERA BLANCA DE MI BARRIO

¡Muy buenas!
Hoy os quería comentar una pequeña experiencia con una Lavandera Blanca (Motacilla alba).
La Lavandera Blanca es una de las aves más frecuentes y fáciles de ver en nuestro país. Tanto, que mi hija fue el segundo pájaro que se aprendió (después de los gorriones y antes, por ejemplo, que incluso las urracas o las palomas).
Un animal simpático que parece sacado de un película en blanco y negro, que da pasitos rápidos y balancea con excitación esa larga cola que tiene. Os lo ilustro con una comparativa entre el macho y la hembra.



Como podéis ver la diferencia entre el macho y la hembra es el contraste de colores, mayor en el macho que en la hembra (sobretodo en la parte de la nuca).

El caso es que los Domingos vamos mi mujer, los niños y yo, a desayunar a una cafetería. Solemos ponernos en la terraza porque así puedo ver los carboneros que se mueven entre los árboles de la acera. Y un día, desayunando, vino una lavadera. Ésta, concretamente:




Si os fijáis lo que le hace de especial es que le falta el pie izquierdo, por eso sé que siempre era la misma.

Esta lavandera venía a recoger las migas de los desayunos que se caían al suelo. Aunque es una especie principalmente insectívora no le hacía ningún asco a la bollería...

Este individuo lo estuvimos viendo durante bastante tiempo. Cada domingo ahí estaba: venía, picoteaba un poco el suelo, marchaba, volvía al cabo del rato..hasta que en Mayo desapareció. Ya no volvimos a verla más. No supe que le había pasado, si migró a otras tierras, la cazaron.. mil cosas.

Hasta esta semana pasada: 6 meses después, pasado ya el verano y llegando en nada al invierno, un día volviendo a casa oí su típico "pi-pit!", que es el sonido que hace cuando vuelan. "¡Una lavandera!", pensé. Miré al cielo en su localización y ví que se dirigía a mi. La miré, se posó en el suelo cerca mió y....¡sorpresa! ¡Le faltaba un pie! La lavandera había vuelto una vez más al barrio de siempre después de su viaje en busca de un clima mejor para ella.

Aquí la foto que le pude hacer en cuanto la reconocí de nuevo (lo sé, de una calidad pésima, pero es la única que pude hacer antes de que emprendiera de nuevo el vuelo)


Se ve bastante mal que le falta el pie izquierdo, pero bueno.. creeros que es la misma ;)

Tengo pensado colocar una caja nido para la especie. Realmente, aunque es un pájaro muy extendido, por el barrio no hay tantas. ¡Sería la bomba que fuera este mismo ejemplar la que la ocupase!
Para los que no sepan que tipo de caja nido hay que colocar os lo explico: caja de frontal abierto, tal y como esta:



Su correcta colocación par que sea ocupada con eficacia es en zonas de jardines o riveras a 1-3 metros de altura. Este tipo de cajas nido también pueden ser ocupadas por petirrojos o colirrojos tizones.
En www.weboryx.com podéis comprarlas a muy buen precio, pero por si queréis hacer una vosotros mismos aquí os dejo una guía:



Como complemento a la entrada de hoy, quiero poneros un pequeño mapa con la distribución de las distintas subespecies de Motacilla alba de Europa, para que si veis alguna diferente, podáis saber de qué país proviene.

Distribución de las subespecies.

Espero que os haya gustado la entrada de hoy.
¡Muchas gracias por leerme, hasta el Jueves que viene!

2 comentarios:

  1. Preciosa y entrañable historia la que cuentas en est post.
    Y también preciosos los dibujos de la especie.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  2. Me das una alegría tremenda porque encontré un ruiseñor atrapado en una trampa para ratones y le cortaron la patita. Siempre pensé que no podría sobrevivir, pero si la lavandera ha sobrevivido tres años, quizás también lo haga el ruiseñor.

    ResponderEliminar