jueves, 8 de octubre de 2015

TIPOS DE NUBES

¡Muy buenas!
Hoy me voy a salir un poquitín del tema bichos... pero hay un tema que quiero tocar porque también lo veo interesante: los tipos de nubes. Para los que salimos al monte, mirar hacia arriba es importante...
Lo que voy a poner aquí no es propio, pero me gustó tanto como estaba expuesto que he decido copiarlo aquí respetando el artículo original del autor. El enlace original es éste y es de la página web www.plantarteentuoasis.com, una página recomendabilísima. No va de saber si va a llover o no (las nubes es mucho más que eso), pero igualmente estoy seguro de que os gustará

Tipos de nubes; mirando al cielo


Qué nubes tan bonitas... ¿qué serán? ¿qué me estarán queriendo decir? (vía)

   Todos nos hemos sorprendido alguna vez mirando al cielo, dejando pasar el tiempo echados sobre el césped, símplemente buscando la felicidad en las nubes que flotan sobre el cielo azul... dándole formas imposibles que solo caben en nuestra imaginación; un caballo, un barco...

   Las nubes, esas pequeñas gotitas y vapor de agua en suspensión por la ascensión de aire cálido, son algo tan mágico y tan a mano que solemos olvidarnos de que siempre están sobre nuestras cabezas. ¿Os apetece flotar en un corto viaje para recordarlas? Y no sólo por saber sus nombres... ¿y lo útil que resulta saber si una nube traerá lluvia o buen tiempo?

Los tipos de nubes más comunes (vía)



   Pues sí, tres hijas tenía; la una urdía, la otra tejía, y la última todo lo deshacía. Y como todos recordamos, tres eran, tres, las principales categorías de nubes; cirros, cúmulos y estratos. ¿Pero cual es cual? ¡Ay, amiguito! Vamos a refrescarnos un poco la memoria.



   Nubes altas, blancas y plumosas, deshilachadas en brillantes jirones, recuerdan a mechones de pelo o hilos al viento... ¿será esta la hija que urdía las madejas de lana? :) Suelen acompañar a días soleados, pero no te confíes... si ves que empiezan a agolparse, ¡coge tu paraguas!

Cirros (Vías 12 y 3)


   Tienen forma de coliflor, aborregadas y normalmente aisladas. Preciosas masas de algodón mecidas en el viento. Son nubes de cierto desarrollo vertical, y mientras que por la parte iluminada por el sol son de color blanco brillante, en su parte más asombrada son mucho más grises. Suelen asociarse con el buen tiempo, y casi nunca traen lluvia.
Cúmulos (Vías 12, y 3)


   Nubes bajas y grises, a veces acompañadas de fina llovizna, en capas uniformes que tapan el sol. Si son muy bajas, darán lugar a nieblas. Para mí que esta va a ser la hija que todo lo deshacía...

Estratos (Vía 12 y 3)


   Ya os habréis dado cuenta de que aquí no están la nube tal  y la nube pascual. Claro, las cosas nunca son tan fáciles como a primera vista pudiese parecer, porque estas tres categorías se combinan para dar otros muchos tipos de nubes. Vamos a coger por ejemplo un bonito cirro (recuerda; plumoso, blanco, en jirones...) y lo vamos a meter en la batidora, a ver qué nos sale.


Algunos tipos de nubes, y su distribución en altura (vía)





   Claro, si mezclamos un cirro con un cúmulo, nos sale una fina capa alta de nubes blancas aborregadas, y a menudo dispuestas en ondas o franjas paralelas. Suelen predecir un cambio de tiempo... ¡la tormenta se acerca!

Cirrocúmulos (Vías 123 y 4)



   Si buscamos algo intermedio entre un cirro y un estrato... nos encontramos con un cielo total o parcialmente gris uniforme, gris lechoso, a través del cual podemos ver perfectamente la silueta del sol con un leve cerco.

Cirrostratos (vía 12 y 3)




   Nubes aborregadas, algo más bajas que los cirrocúmulos y sin su disposición en ondas tan claramente definida. Blancas, algodonadas, forman los llamados "cielos empedrados". No siempre asociados a precipitaciones, aunque sí conllevan cierta inestabilidad atmosférica.

Altocúmulos (vía 12 y 3)


Cielo empedrado de altocúmulos (vía)


   Velo nuboso que cubre totalmente el cielo, mucho más bajo que los cirrostratos y más oscuro. El sol apenas consigue atravesarlo.

Altostratos (vía 12 y 3)







   Nubes bajas, grises y oscuras, que suelen traer consigo precipitaciones tanto de lluvia como de nieve. Son densas, y normalmente ocultan completamente el sol.

Nimbostratos (vía 123 y 4)



   Nubes alargadas, bajas, como grandes rodillos grises y blanquecinos. Suelen aparecer como anticipo de tiempo seco y cielos despejados, aunque ocasionalmente también pueden preceder lluvias poco intensas.

Estratocúmulos (vía 123 y 4)






   Estas no son ni altas ni bajas, sino todo lo contrario. Son las típicas nubes de tormenta, agrupadas desordenadamente en montañas nudosas, densas y potentes, con una marcada componente vertical. Llegan a crecer desde su base, situada apenas a un kilómetro de altura, hasta los 35 km de su parte superior. La parte inferior se presentará de coloración oscura, mientras que la superior será de un color blanco puro. Como decíamos, son preludio de tormentas, granizos y hasta tornados.

Cumulonimbos, con sus tormentas y tornados asociados (vía 1234 y 5)

   ¿Os ha gustado el paseo? En realidad los expertos manejan clasificaciones mucho más completas, con especies y variedades dentro de estas grandes familias... ¡todo un mundo hecho para los más soñadores!
 
Un último resumen de los tipos de nubes... ¿y si ahora salimos a la calle y observamos?

1 comentario: