jueves, 21 de enero de 2016

CÓDIGO ÉTICO PARA LOS OBSERVADORES DE AVES

¡Muy buenas!
A raíz de las últimas entradas sobre observación de pájaros (turismo ornitológico y el Big year, que os recomiendo visitar), quiero hacer una entrada que considero importantísima y que va estrechamente ligada a ellas: El código ético para los observadores de aves. Observar aves requiere una gran responsabilidad y un gran compromiso no sólo con las aves, si no con su hábitat, el medio ambiente y e incluso las propiedades privadas y el resto de gente. 
Para ello he copiado aquí el código ético que hay en la página web de SEO birdlife, aunque con alguna modificación por mi parte (con ánimo de ayudar). Ahí va:


1.- Evitar causar daños y molestias a las aves. 

  • Mantener siempre una distancia prudencial, especialmente en áreas de cría (no visitar nidos, salvo dentro de proyectos de investigación autorizados), dormideros, pre-dormideros, posaderos, puntos de exhibición nupcial, áreas de reposo y zonas de baño y alimentación donde se concentran en épocas de escasez.
  • No perseguir molestando al ave, y especialmente cuando se trata de especies amenazadas, migrantes en época de paso y rarezas.
  • Prescindir totalmente del uso de grabaciones y otros reclamos artificiales, que pueden causar severos daños, incluso la pérdida de puestas y polladas. Tan sólo nos valdremos, y siempre fuera de la época de cría, de imitaciones que podamos realizar nosotros mismos silbando o con la ayuda de las manos, evitando emitirlas en más de una sesión en la misma zona. También está permitido el "pishing" (siseo de alarma para hacer asomar principalmente a paseriformes escondedizos) pero sin abusar en una misma zona, e igualmente sólo fuera de época de cría.
  • Mantener un comportamiento silencioso y sin ruidos.
  • Mantener en secreto las localizaciones de lugares de nidificación y otros puntos sensibles de especies escasas y amenazadas, que conviene notificar exclusivamente a gestores, investigadores o asociaciones conservacionistas que trabajen con dichas especies. Evitar notificar igualmente la localización de rarezas si se considera que puede suponer una perturbación para el ejemplar avistado o causar problemas por el acceso de más gente al lugar o propiedad donde se encuentra.
  • Para evitar mostrar indirectamente las localizaciones sensibles, hay que ocultarse de las miradas ajenas cuando enfocamos con el telescopio o los prismáticos, especialmente desde el borde de carreteras y caminos donde nos puede ver mucha gente.
  • Llamar amablemente la atención sobre la necesidad de observar estas precauciones a otros observadores poco cuidadosos a quienes sorprendamos causando molestias o poniendo en peligro a las aves con su actitud. Sé amable pues es muy posible que no sea a propósito, que simplemente ni se lo hayan planteado.

2.- Evitar afectar al hábitat de las aves. 

  • Mantenerse mientras sea posible en los caminos, pistas, sendas, carreteras y cortafuegos reduce la afección a la vegetación.
  • No alterar nunca la vegetación y muchos menos en torno a nidos, dormideros, posaderos y otros puntos utilizados por las aves.
  • No encender nunca fuego en el monte ni arrojar colillas.
  • No arrojar nunca ningún residuo en el campo, por mínimo que sea, ni siquiera materiales biodegradables. En cambio, sí sería deseable recoger y depositar en un contenedor algo de la basura que nos encontremos en nuestras salidas.

3.- Evitar causar perturbaciones a otras especies.

  • Hay que ser conscientes de que en el lugar que visitamos para observar aves pueden coexistir otras especies sensibles o amenazadas de fauna o de flora. Es preciso respetar sus épocas y áreas más sensibles y evitar causar molestias en el caso de la fauna y la alteración o pisoteo en el caso de la flora.

4. Cuando encuentres una especie de ave en peligro, informa pero con cuidado. 
  • Si encuentras una especie en peligro criando y piensas que necesita protección, informa a SEO/BirdLife lo más rápidamente posible, en cualquiera de sus oficinas. Es la mejor forma de protegerla y conservarla, evitando dar a conocer la localización exacta en otros círculos que puede ser aprovechada por recolectores de huevos o por otros colectivos que puedan ocasionar molestias. Además constituiría un dato muy importante para el conocimiento y la protección de esa especie.
  •  No debe visitarse el lugar donde está criando la especie a lo largo de este período. 
  • Las especies de aves amenazadas (en peligro, vulnerables, etc. Hay varias categorías en el Libro Rojo de las Aves de España) presentan a menudo poblaciones escasas y/o localizadas. Cualquier molestia o alteración en su entorno puede poner en peligro su supervivencia, sobre todo si está criando, un momento especialmente sensible. Conocer sus localizaciones resulta esencial para poder hacerles un seguimiento a cargo de especialistas autorizados y vigilar su bienestar. 
  • Esta norma también trata de hacer hincapié en la necesidad de informar a las autoridades competentes de aquellas aves que hallemos afectadas por impactos negativos (atropellos, electrocuciones, envenenamientos, caza ilegal, expolios de nidos, actuaciones negativas sobre el hábitat, etc.); de esta forma podemos localizar fuentes de impacto para las aves y así tomar medidas para que no se repitan. 
  • La recomendación de no visitar el lugar durante la cría evidentemente no afecta a los responsables autorizados del seguimiento de dichas aves para determinar el éxito o no de la nidificación del ave, aunque por supuesto, éstos deben hacer sus visitas con la mayor de las prudencias para no generar molestia alguna

5. No debes acosar a las especies divagantes ni rarezas. 
  • Las aves divagantes o rarezas no deben ser molestadas. 
  • Si localizas alguna, debes dar a conocer la observación a SEO/BirdLife para que sea evaluada por nuestro Comité de Rarezas a través del correo rarezas@seo.org. Sin embargo, procura no comentarlo a todo el mundo, la afluencia desmesurada de observadores de aves en esa zona puede ocasionar molestias. 
  • Del mismo modo si crees que se trata de un ave exótica puedes comunicarlo a nuestro Grupo de Aves Exóticas a exoticas@seo.org.

6.- Respetar los derechos y necesidades de otros usuarios del campo y de los espacios públicos y privados, así como la legislación vigente.
  • Seguir las normas en las zonas donde exista regulación específica, como por ejemplo en los espacios naturales protegidos.
  • Obtener permiso de entrada a las propiedades privadas y públicas en que hay restricciones de paso.
  • Dejar siempre las cancelas, portones y demás tal como las encontramos a nuestro paso.
  • No molestar al ganado.
  • No dañar equipamientos públicos ni privados, como por ejemplo observatorios, pasarelas, vallados, etc.
  • Respetar las culturas locales.

7.- La actitud como observadores de aves. 

  • Aunque el respeto hacia otros colectivos y personas nos lo merecen directamente, hemos de pensar también que tanto en el campo como en la "civilización" somos algo así como los embajadores de la observación y de los observadores de aves ante otras personas ajenas a este mundillo. De nuestra actitud dependerá la idea que se hagan del colectivo y de nuestra actividad, y que, en lo sucesivo, obren en consecuencia.
  • El respeto, la ayuda y el apoyo a otros observadores de aves deben ser la norma, especialmente cuando se trata de personas que empiezan, y particularmente con los niños y jóvenes.
  • Deberíamos aprovechar las ocasiones que tengamos de dar a conocer tanto la observación de aves como el mundo de las aves y la necesidad de su conservación. E intentar ofrecer la ocasión a más gente de entrar en este mundillo, organizando alguna salida a ver aves o incluso llevándonos alguna vez con nosotros a algún conocido a quien pudiera gustarle.

8.- Contribuir a la conservación de las aves y sus hábitats. 


Además de las precauciones a tomar durante la observación, es recomendable:

  • Compartir la información obtenida con otros observadores, bien directamente o bien a través de publicaciones (que hoy día van desde las revistas científicas hasta los anuarios, los noticiarios online o incluso los blogs).
  • Comunicar a asociaciones conservacionistas o a las autoridades las afecciones a las aves y sus hábitats (principalmente en el caso de especies amenazadas) detectadas durante las salidas de observación (conviene repetir esto).
  • Hacerse miembro del al menos una asociación conservacionista y/o de defensa de las aves que consideremos que cumple bien con sus fines. Apoyarla cuanto sea posible.
  • Participar en censos y programas de seguimiento de aves, para contribuir a conocer mejor su situación y sus necesidades de conservación.
  • Pequeñas acciones domésticas como cortar siempre los aros de plástico que unen las latas de refrescos y cerveza, o procurar reducir la producción de basura, pueden marcar la diferencia.
  • Si tienes gato, recuerda que evitar que campee libremente por el exterior puede evitar muchas muertes de aves, incluidas puestas y polladas, y muchos otros pequeños vertebrados. En Norteamérica se ha calculado que son millones las aves silvestres que mueren cada año en las garras de los aparentemente inofensivos gatos domésticos durante sus andanzas. Aquí ni se ha estudiado.
  • Plantearnos nuestros hábitos de consumo puede hacer mucho por la conservación de las aves y sus hábitats: desde pedir siempre botellas de vino que usen corcho natural para mantener los alcornocales, hasta evitar el aceite de palma para frenar la destrucción de selvas tropicales para la plantación de palma. También es buena idea plantearse lareducción y compensación de las emisiones de CO2 que producimos con el desplazamiento en vehículos a motor y el consumo eléctrico.
  • Difundir y dar a conocer este código ético entre los observadores de aves y divulgar al menos estas últimas recomendaciones entre otros amigos y conocidos.

Quiero hacer mención especial al último punto de todos: "Difundir y dar a conocer este código ético entre los observadores de aves y divulgar al menos estas últimas recomendaciones entre otros amigos y conocidos.". Me gustaría que si la entrada os ha gustado y os parece importante la compartáis para darle difusión. Es interesante que lo conozca la mayor cantidad de gente posible para hacer este hobbie limpio y respetuoso.


También os recuerdo que podéis seguir el blog en el grupo de Facebook "entre pinos y sembrados" y/o en Twitter a través de la cuenta @pinosysembrados.

¡Un saludo y gracias por leerme!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada